Juan C. Reyes-Blog

Escape corto de la Medicina…

BIENVENIDA, BUENA VIDA, NUEVA VIDA…NO SIEMPRE TODO ES COMO UNO ESPERA

Hace algún tiempo que no alimento mi blog, este es un espacio de relajación, de compartir experiencias, de generar otros ambientes diferentes a los que son tan cotidianos, que se pueden volver rutina.
Esta semana me encontré con mi amigo JGC por razones laborales y por razones personales y le prometí que volvería a “tomar el buen curso”.
En menos de 12 horas tuve que discutir sobre la vida a los 91 años, a los 33 años y a las 4 horas de haber nacido.
En el primer caso, tuve que hacer algo muy riesgoso y de alta repercusión en la vida de una persona de 91 años y no es fácil porque casi todo el mundo piensa “a los 91 años…ya para qué?”; qué fácil de decir, pero qué difí­cil de decidir. La vida en si sola no es el latido, la respiración, o las funciones superiores; la vida implica calidad de vida y posibilidades de disfrutar la vida misma. Si a los 91 años de edad aun se tienen estos componente, bienvenido sea cualquier esfuerzo para ayudar a alguien a que siga con su buena vida, no importa cuánta le quede.
En el segundo caso, una mujer de 33 años, mi esposa ERB, cumplió el termino de su embarazo y fue llevada a cesárea programada y después de estar en recuperación, fue necesario llevarla nuevamente a cirugí­a para realizarle una histerectomía (extracción del útero) de emergencia, salió bien gracias a Dios y a mis colegas que fueron precisos, rápidos y generosos en sus decisiones. Hoy, con dos hijos y con semejante susto, tengo que admitir que en algún momento pensé lo peor y que no sabía qué iba a hacer si me quedaba solo con ellos dos; ahora tenemos por delante una nueva vida que disfrutar los cuatro.
El tercer caso es el de un bebé recién nacido, mi hijo JAR, que tuvo que se apartado de su madre en menos de una hora de haber nacido porque ella tuvo que ser llevada a cirugí­a de emergencia y fue necesario que se alimentara con fórmula y no con leche materna, no pudo pasar su primera noche con mamá y papá si no en una cunita de una Unidad de Cuidado Neonatal, fue puncionado varias veces para tomar muestras de laboratorios y para administrarle medicamentos. No siempre todo es como uno espera, en este momento todo va mejor, y a pesar de que no fue como esperaba, te doy la bienvenida a este mundo y a esta familia, eres un regalo de Dios y de la vida, eres una luz de esperanza y de fuerza, nuevamente…bienvenido.

junio 28, 2009 Posted by | Life | Deja un comentario