Juan C. Reyes-Blog

Escape corto de la Medicina…

FUE CULPA DE LOS LEPRECHAUN!!!

                                                                 Es inevitable leprechaunintentar impregnarse de todo aquello que tiene una cultura tan diferente como la Irlandesa. Empecemos por decir que esta cultura es el resultado de la suma de muchas otras que se remontan a los Druidas, los Celtas, la Influencia Nórdica de los Vikingos, los Romanos y por supuesto, los Ingleses Católicos y luego los Protestantes.

Algunas de las características más notables son el predominio de la religión católica en un casi 90% de la población, el uso cotidiano del inglés y de los idiomas de orígen Celta (en especial el Gaelico, Ulster y Munster dependiendo de la región), la mezcla de imágenes paganas y católico-romanas (se pueden remitir al libro de Dan Brown-El Código Da Vinci), y esto último hace un paralelo con la superstición y las creencias no religiosas que se relacionan más con la mitología Galesa, Sajona, Celta y Vikinga. Entre esos personajes mitológicos importantes están los “Leprechaun”, a quienes nosotros comocemos como Duendes: son esos personajes de tamaño pequeño que se visten de traje verde, con zapatos de hebilla, con sombrero de copa verde también, les encanta le cerveza casera , son avaros y ricos porque cuidan los tesoros en la base de algunas montañas o de árboles y arbustos que les fueron encargados desde tiempos ancestrales.

Los “Leprechaun” son personajes de la mitología gaélica principalmente, que hacen parte de las “Hadas” o “Fairies” irlandesas y cuyo nombre fue originado aparentemente en la palabra gaelica “Leipreachán” o “Luprachán”. Estas palabras son muy antíguas y no se tiene una traducción única, en algunos documentos se relaciona con el tamaño del personaje y se traduce como “de cuerpo pequeño“; en otros documentos se encuentra relacionado con su trabajo: “El que hace zapatos”. Si recordamos muchos cuentos que hemos visto o leído en los que se incluyen estos personajes, una de las formas de atraerlos es entrar al bosque en el que viven teniendo un zapato roto, su impulso por arreglarlo es una trampa que no pueden evitar. Por otro lado, algunos dicen que los “leprechaun” solo pueden arreglar un zapato y solo pueden hacer un zapato, nunca terminan ni arreglan un par de zapatos completo.

Después de que están arreglando un zapato, la única forma de mantenerlos presentes es fijando la mirada en ellos porque no pueden escapar mientras que los están mirando y con un solo parpadeo desaparecen. Tienen fama de ser muy astutos y hay muchas fábulas que así los muestran, tienen un corazón grande, nunca mienten y siempre cumplen una promesa; son buenos en general, pero si se les pregunta por el lugar secreto de su tesoro, rompen en ira y hacen pataletas apocalípticas con un solo fin: distraer a quien lo capturó para poder desaparecer al primer descuido. Nadie sabe sus nombres por lo que otra forma de atraparlos es averiguar su nombre y decírselo al revés de como se escribe, con esto no pueden escapar y deben entregar su tesoro a quien pronunció su nombre al revés.

Una variante traviesa o dañina de los “leprechaun”  son los “Clurichaun” que no son tan amables como sus primos. Son de mal temperamento y suelen hacer daños en las granjas vecinas. Entre sus travesuras favoritas están el dejar escapar los animales de las granjas, y si no pueden, los esquilan completamente (sean o no ovejas) y en ocasiones, solo por lograr un daño, comerse cosechas enteras de hortalizas y cereales. Esta es su debilidad más grande y es la única forma en la que han conocido casos de capturas de un  “clurichaun”, sus primos tienen debilidad por la cerveza casera pero no son glotones.

Un cuento famoso de la astucia de los “leprechaun” narra la historia de un granjero que logró capturar a uno de ellos y le pidió que le mostrara el sitio en donde estaba escondido su tesoro. Como no puede decir mentiras, el leprechaun llevó al granjero hasta un bosque de arbustos idénticos y le mostró el arbusto en el que estaba el tesoro. Sin herramientas para cavar, el granjero marcó el arbusto atando una media roja en una rama y le hizo prometer al leprechaun que no iba a cambiar la media de sitio mientras que iba a recoger sus herramientas y lo dejó libre cuando le hizo la promesa, sabiendo que ellos siempre las cumplen. El granjero fue a casa feliz porque iba a ser rico ya que había atrapado a un leprechaun y había sido más listo que el, le contó la historia a su familia quienes fueron todos juntos a desenterrar el tesoro. Cúal sería la sorpresa cuando llegaron al bosque de arbustos y TODOS ellos tenían una media roja atada en el mismo sitio….

Aquí en irlanda cuando sucede algo que nadie se adjudica o que no se puede explicar, la frase de escape es: “FUE CULPA DE LOS LEPRECHAUN”.

Anuncios

noviembre 20, 2008 - Posted by | Life, Uncategorized | , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: