Juan C. Reyes-Blog

Escape corto de la Medicina…

CANJE HUMANITARIO…GESTO o NECESIDAD?

ingrid.jpg

Hay muchas formas de leer el mensaje que nuestro gobierno emitió esta semana abriendo la posibilidad de hacer un canje de guerrilleros por cada secuestrado que se liberara por parte de las FARC. Las personas más críticas podrían decir que se trata de una forma de “lavarse las manos” ante la alta posibilidad de perder a Ingrid Betancourt en la selva si no es liberada pronto. Los más sensatos amigos del gobierno dirían que es un paso más en el papel que nuestro presidente Uribe da a favor de un proceso de paz y como gesto humanitario en el que intenta hacer más y más para lograr la liberación de los secuestrados. Pero…y cuál sería el punto medio entre estas dos posiciones?.

Probablemente el gobierno en manos de nuestro presidente se haya dado cuenta del problema tan grave en el que estaría sumergido si Ingrid muere en la selva secuestrada sin que haya habido una acción específica en este caso por parte del estado; problemas con la familia de Ingrid que parece culpar solamente al gobierno por la situación de Ingrid, problemas con el gobierno Francés que va a controlar la secretaria de la Unión Europea en el próximo ciclo, problemas con las ONG de izquierda que apoyan a los grupos como las FARC y que cuestionan a todos los gobiernos de derecha del mundo, problemas con sus vecinos que aprovecharían esta situación para desprestigiar al gobierno y al presidente Uribe…en fin, muchos problemas!!!. Por otro lado, por qué después de tanto tiempo se toma esta medida que habría puesto en problemas a las FARC ante la opinión pública nacional, regional e internacional?. Al hacer una propuesta como esta se deja únicamente en las manos de los narco-guerrilleros la decisión de seguir adelante con este canje y se vería si de verdad son sus intenciones llegar a una solución pacífica del conflicto y si de verdad estarían dispuestos a entregar a su “carta” más importante para negociar en medio de esta guerra. Adicionalmente, los terroristas de las FARC estarían forzados por los mismos detractores del gobierno colombiano a dar una respuesta pronta y concreta a una petición igualmente concreta sin puntos intermedios, y eso le daría al gobierno más herramientas para hacer la campaña diplomática de juicio a las FARC como ente terrorista en el mundo sin correr el riesgo de que las ONG, los gobiernos locales de tendencia de izquierda y los gobiernos europeos que todavía ponen a consideración si se deben tratar como terroristas a las FARC.

También se librarían parcialmente del discurso irracional y absurdo de las señoras Yolanda Pulecio y Astrid Betancourt en contra del presidente y de su gobierno, a quienes acusan ciegamente y con argumentos traidos de los cabellos, de ser los culpables de la situación actual de Ingrid. Como si fuera el gobierno el que la secuestró y el que la mantiene en la selva muriendo de forma lenta, cruel  y progresiva; como si hubiera sido el gobierno el que estimuló la muerte de los diputados del Valle y con esto la necesidad de las FARC de reforzar la movilización de sus rehenes y la necesidad de mantener a como dé lugar a sus mejores “elementos” de negociación en vista de la fragilidad política que esto les representó a las FARC…como si nuestro gobierno fuera lo que se cree en algunos paises de Europa: opresor, dictatorial e ilegítimo.  Desde mi punto de vista, las señoras Yolanda Pulecio y Astrid Betancourt son, en buena medida, casi tan culpables como las FARC de la situación de su hija y hermana; si no hubieran caido en la trampa de las FARC y hubieran mantenido este evento fuera de la participación internacional dejando a las FARC sin la herramienta que querían lograr al secuestrar a Ingrid, no la habrían condenado a permanecer secuestrada como la única rehén que les puede llegar a dar a las FARC la propaganda y las condiciones que tanto anhelan en el exterior. Si el gobierno llega a tener culpa en esta situación, su propia familia también la tiene y en una medida mayor que la del estado.

Ahora, no se puede desconocer que esta jugada del presidente y sus asesores es tan acertada como extemporánea, tan inteligente como desesperada y tan humanitaria como necesaria para el buen nombre del gobierno. Debió suceder hace muchos meses, debió ser parte del plan de desacreditación y desprestigio internacional contra las FARC desde hace mucho tiempo cuando los guerrilleros se dedicaron a hacer “lobby” y a abrir oficinas en otros paises para lograr un estatus político que estuvieron cerca de alcanzar con la facilitación de la pasividad de nuestra diplomacia en el exterior. Ahora todo se ve como una medida desesperada de nuestro gobierno por lavar su pequeña parte de culpa en el lento deterioro de Ingrid Betancourt, y la oposición interna y externa va a tomar este argumento como su principal caballito de batalla en contra del estado colombiano en el caso, Dios no lo quiera, en el que Ingrid muera a causa de su precario estado de salud y su pobre deseo de continuar viviendo, gracias a la mínima compasión de los verdaderos culpables de esto que le está sucediendo a Ingrid…los narco-terroristas secuestradores de las FARC.

Por todo esto, a pesar del apoyo y del respeto que le profeso a nuestro presidente en las decisiones relacionadas con el conflicto (diferente a las tomadas en el ámbito económico), no dejo de tener en la cabeza la triste pregunta de si este decreto es para nuestro gobierno…un gesto o una necesidad?

Varias preguntas para terminar:

1. ¿Será que la guerrila de las FARC si dejaría en libertad a la única persona que les puede dar algo de poder de negociación en el conflicto?.

2. ¿Será que en algún momento, la familia de Ingrid Betancourt, va a asumir una posición crítica en contra de las FARC y de las acciones terroristas que han ejecutado desde hace tanto tiempo incluyendo el secuestro de su familiar?.

3. ¿Será que a pesar de los esfuerzos legítimos y democráticos de nuestro gobierno, sean como sean, la comunidad internacional en la cabeza de gobiernos como Francia, Suecia, Dinamarca, y de los payasos como Chavez, Correa, Ortega y Morales, van a seguir insistiendo en la idea de que las FARC combaten a favor del pueblo?.

Nuestra diplomacia necesita personas de trayectoria y de conocimiento estratégico y logístico para lograr lo que los gobiernos anteriores dejaron como estrategia secundaria: propaganda negativa y de conocimiento en el exterior sobre las acciones de las FARC en contra de la población civil y sus tácticas de guerra repulsivas e ilegales en contra de nuestras fuerzas armadas.

Espero que Ingrid vuelva pronto y le pido a Dios que la ayude a sostenerse viva y con fe para que se reuna con su familia y seres queridos de regreso a la libertad.

Anuncios

marzo 30, 2008 - Posted by | Life, Polí­tica

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: